lunes, 10 de agosto de 2015

El corazón



El latido del corazón es un fenómeno esencialmente periódico de importancia vital, sin exageración alguna. Sus alteraciones funcionales o arritmias ofrecen magníficos ejemplos para traducir los rasgos fisiológicos en propiedades gráficas y viceversa.
Esa traducción es posible gracias a los electrocardiogramas. En la figura apreciamos:
  • (a)   Un electrocardiograma normal, con período 0,83 segundos (60/0,83 = 72 pulsaciones/min).
  • (b)   Un electrocardiograma de una persona con bradicardia (=¨corazón lento¨). Es típico en los atletas; algunos tienen menos de 40 pulsaciones/min en reposo.
  • (c)    Un electrocardiograma de alguien que sufre taquicardia (=¨corazón rápido¨), con período de 0,4 segundos, unas 150 pulsaciones/min. Cada grado de fiebre lo hace subir unos 18 latidos/min.